Despacho estándar GRATIS en RM

0
Productos en tu carro
Total:

¿Qué es la cocina eléctrica a presión?

La cocina a presión es un proceso donde los alimentos se preparan a presión, lo que reduce los tiempos de cocción. La cocina a presión es entretenida, rápida y fácil - una vez entiendas cómo funciona.

Los alimentos líquidos son sellados en una olla y no se libera vapor hasta que alcanza la cantidad previamente establecida de vapor. El punto de ebullición del agua crece tal como la presión, entonces la presión dentro de la olla permite que el agua hierva más alto que los 100°.

La cocina a presión es usada habitualmente para simular los efectos de estofar o cocinar a fuego lento pero por un periodo más corto.

Breve historia de la olla a presión

Aunque no lo creas, el concepto de cocina a presión se retoma desde hace 350 años. Se conoce que la primera olla a presión fue inventada por el físico francés Denis Papin, en 1679. Sin embargo, la cocina a presión se hizo popular durante la II Guerra Mundial, cuando la gente se dio cuenta de cuánto combustible se podía ahorrar con las ollas rápidas. Ahora las ollas a presión son aparatos comunes en todas las casas, pues ahorran tiempo y energía en la cocina.

Las ollas a presión convencionales fueron diseñadas para ser usadas en un quemador, con un regulador de presión, válvula de seguridad y un mecanismo de bloqueo que se activa por presión para proteger ante sobrecalentamiento y riesgo de explosión.

La invención de la olla eléctrica a presión

La olla eléctrica a presión es un ingenioso invento del siglo XX. Los historiadores están divididos respecto a sus antecedentes, pero el científico chino Yong-Guang Wang creó la primera patente el 9 de enero de 1991 (patente No. ZL91100026.7). Esta patente pertenece actualmente a la marca número 1 de ollas a presión eléctricas: Midea Group.

Las ollas eléctricas a presión constan de un contenedor para cocina a presión (recipiente interior), sensores de presión y de temperatura y con elemento eléctrico que proporciona calor. El calor es controlado por un microprocesador basado en las lecturas que hacen los sensores. Todo este proceso forma un “sistema controlado de bucle cerrado” lo cual en términos de ingeniería de control, es un sistema similar al de control de crucero de los automóviles.

Esencialmente, el cocinero pone los ingredientes dentro del recipiente interior y especifica la presión durante la cocción. La olla eléctrica a presión hará el resto.

La nueva generación

A través del tiempo, los líderes en este tipo de fabricación empezaron a desarrollar perfiles de cocina. Usando varias combinaciones de temperatura, presión y tiempo de cocción, aparecieron programas pre-establecidos para cocción a fuego lento, cocina a vapor, estofado, cocina lenta, calentamiento y cocina de arroz. Estas mejoras llevaron a la tercera generación de ollas inteligentes y programables.